¿Cómo trabajar la disciplina en la Adolescencia? La adolescencia es una etapa confusa, tanto para los padres como para los jóvenes. Los adolescentes dejan de ser niños. Aunque parezcan adultos, todavía no lo son. Lo que es cierto es que han abandonado la etapa de seguir comandos de sus padres, abriéndose a una amplia gama de posibilidades y experiencias. Es por esto que, generalmente, los adolescentes sienten un gran deseo por explorar. Además, descubren que los padres no pueden obligarlos a hacer o dejar de hacer algo si ellos mismos no lo consienten. Este descubrimiento de la libertad de elección, puede ser sumamente emocionante. Sin embargo, si no es canalizado de forma correcta, podría traer consigo consecuencias indeseadas en el desarrollo del adolescente. Resulta conveniente, entonces, establecer algunos parámetros de disciplina dentro del hogar. La disciplina no busca castigar. Por el contrario, su objetivo es proveer al adolescente de límites, instrucciones, motivaciones y correcciones, que le permitan comportarse de acuerdo a los valores familiares.